sábado, 1 de diciembre de 2018

Jaime...


Hola, soy Raquel, la hermana de Jaime...

Así es como me presento normalmente cada vez que conozco a alguien de la zona... Y estoy súper orgullosa de añadir esa coletilla para que la gente me identifique...

Jaime nació un 21 de octubre de 1985, muy morenito, con mucho pelo y los ojos más bonitos, grandes y negros del mundo...

Pasó el tiempo y mis padres se dieron cuenta que había algo distinto... Jaime era especial...

Supongo que para ellos fue difícil... Enfocar que su niño va a necesitar siempre de ellos tiene que dar respeto...
Yo, sin embargo, siempre vi a Jaime igual... No recuerdo si mis padres me explicaron que Jaime iba a aprender mas despacio que los demás niños, pero sí lo hicieron no les hice caso...

Los niños no nacemos con prejuicios, no nacemos viendo diferencia en los demás, los niños nacemos con el instinto de proteger a quien lo necesita. Nunca pensé  "pobre Jaime"... Pensaba "Que suerte que hoy Jaime aprendió a contar y vamos a comer tarta"
Para mi Jaime era mi hermano pequeño... No era diferente, no era especial, no era raro... Era el encargado de todas las trastadas que se hacían en casa, el responsable de que mis muñecas estuvieron pintadas, las faltase una pierna o tendrían de repente el pelo corto...
Sigue siendo el encargado de que haya ilusión en navidad, de que valoremos cada rato, de que aprendamos juntos de nuevo...

Ahora tengo 35 años y como siempre le digo a el... "De mayor quiero ser como tú"

Mientras Jaime está pensando en cuál es la siguiente pintura que va a utilizar yo estoy pensando en todo el trabajo que tendré la semana que viene.
Mientras Jaime ríe un montón y sonríe cada instante porque su felicidad es el hoy, yo me preocupo de qué pasará mañana.

Mientras Jaime va a necesitar a mis padres toda su vida... Yo también, y tu también a los tuyos...
Mientras Jaime va a seguir luchando por sus sueños... Yo también, y tu también por los tuyos...
Mientras Jaime hace lo posible por hacer felices a los que le queremos, por disfrutar de los ratos bonitos... ¿Yo también? y... ¿Tu también? o ¿Nos enfocamos en juzgar, en buscar diferencias?

Ojala seamos un poco ellos... Que son capaces de ver nuestras sombras para convertirlas en luz...



2 comentarios: