Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

El viejo y el mar...

  Ayer saqué esta foto. Este señor, que a mi amiga Laura le recuerda a "El viejo y el mar" de Hemingway, ha conseguido que vuelva a escribir en mi blog...  Quizá sea pintor (justo enfrente de él, en un banco, había varios bocetos, lápices de colores y una mochila), quizá escritor por las letras que sujeta en su mano izquierda, quizá un soñador ganando la batalla a la melancolía...  Pero lo que es seguro es que me hizo mirar hacia dentro después de ver demasiado hacia fuera...  No me vio sacar esta foto, ni ninguna de las demás que le hice, seguramente ni siquiera sabía que, frente a él, paseaban cientos de personas...  Ese calambre bajo la piel que notas cuando, sin querer, te has parado a pensar en qué pensará, te has parado a sentir en qué sentirá, hizo que llegara a la conclusión de que, la vida, pasa a pesar de ti. Que todo esto es un regalo y que, en realidad, solo hay un camino, seguir . Seguir con las pinturas de colores para los días grises, con nuestros bocet

Entradas más recientes

La camiseta de tirantes...

Jaime...

El verano no se acaba, solo cambia de lugar...

Volví...

Y de repente...

(Dis)capacidad

Días tristes...

Camino de Santiago...

Y dos años despues...

Benditas imperfecciones...

Septiembre...

Tardes de verano...

Valencia...